Actualidad y noticias

"Vivienda social y economía circular serán conceptos clave en la edición 2017 del BBB-Construmat"

01 marzo 2016

Ione RueteEntrevista Ione Ruete, directora de BBB-Construmat

Biografía

Ione Ruete

Arquitecta superior por la ETSAB de la UPC, Ione Ruete es máster oficial en Tecnología de la Arquitectura. Especializada en rehabilitación y restauración, cuenta ocho años de experiencia en el sector de la construcción, habiendo trabajado tanto en el Ayuntamiento de Barcelona como en diversos estudios de reconocido prestigio. En Fira de Barcelona, ha formado parte de la organización de eventos feriales como Mobile World Congress, Smart City World Congress o el mismo Beyond Building Barcelona-Construmat, al que se incorporó meses antes de la edición de 2015.

-----

Continuidad, pero con un mayor énfasis si cabe en la relevancia de la innovación a lo largo de todo el ciclo de la construcción, que se relacionará estrechamente con la economía circular. Ésta es la declaración de intenciones de la nueva directora del BBB-Construmat, que trabaja con un equipo inmerso por completo ya en la definición de los contenidos de un certamen en el que la rambla central se convertirá en una arteria viva que dinamizará todo el salón. La innovación estará en la plaza, en el centro del pabellón, delimitado por los espacios dedicados al networking y el ágora, configurando así un recinto multifocal. 

¿Por qué el BBB-Construmat 2017 será una cita ineludible para los profesionales?

La propuesta de la próxima edición del salón tiene un carácter continuista con el cambio que iniciamos en 2015, subrayando todavía más la relevancia de la innovación. Si el año pasado la innovación tuvo un espacio concreto, en el BBB-Construmat 2017 pretendemos recoger su protagonismo en toda la cadena de valor de la construcción. Y concebimos esta cadena de valor en base a un modelo de economía circular, que empieza y finaliza en un mismo punto. 
 
En 2015 quisimos dar un giro al salón para responder más a lo que pasaba en el mercado. Establecimos cuatro grandes pilares para sostener este cambio: diseño, innovación, sostenibilidad y rehabilitación y una redefinición espacial para superar el modelo tradicional de una feria meramente expositiva. También buscamos integrar las conferencias en el mismo salón y proponer nuevos modelos de negocio, más focalizados en el networking y en nuestra capacidad para actuar como un hub, capaz de atraer tanto público de Latinoamérica, como del Mediterráneo o el Norte de África. Nuestro objetivo es profundizar y mejorar la consecución de estos objetivos.
 

¿La innovación volverá a ser el gran eje del BBB-Construmat? 

Toda la cadena de valor, en la que hemos incorporado los subsectores del ciclo de vida de la construcción, tiene algo en común: la innovación. En este concepto circular, la innovación va a tener un protagonismo central, convirtiéndose en una zona experiencial en la que se apuntará hacia dónde va la construcción, no solo mediante conferencias, sino con la presencia y la experiencia directa de empresas que cuentan con proyectos, productos, servicios o software que nos están señalando las tendencias de futuro, como pueden ser el BIM, la impresión 3D, el Internet de las cosas, los materiales responsivos o la nanotecnología. 
 
De esta forma, la plaza se convertirá en un espacio en el que ocurrirán muchas cosas: el fallo y entrega de los Premios BBB-Construmat; entrevistas y testimonios de visitantes y expositores recogidos en un plató de televisión o la presencia de start-ups. Nuestro objetivo es profundizar en el camino que empezamos en 2015 y, recogiendo el feedback de visitantes, expositores, partners y colaboradores tratar de converger con el mercado y sus necesidades. 
 

¿El salón va a recoger temáticas de actualidad del sector, los ámbitos que pueden definir su futuro más inmediato?
Vamos a desarrollar dos grandes ejes temáticos. Por un lado la vivienda y la innovación social y el empoderamiento del ciudadano y, por otro, la economía circular. Creemos que son temas que cada vez están ganando más peso en nuestra sociedad y queremos ser el hub, el gran foro de discusión en estos ámbitos. Esto supone contar con expertos del máximo nivel, generar contenido y contar con una presencia empresarial destacada.

 
En cuanto al primer gran tema, cabe destacar que la innovación social no atañe únicamente a la vivienda, sino que se plasma en más aspectos relacionados con modelos de gestión urbana, por ejemplo. Nos gustaría poder concentrar este debate en el salón. La capacidad integradora de diversas disciplinas que tiene este concepto nos dice  mucho del camino que debemos tomar. Es una tendencia irrenunciable y constituirá uno de los principales ejes del programa de ponencias.
 
Sobre la segunda gran temática del salón, estamos convencidos que el concepto de economía circular se puede aplicar con éxito en el sector de la construcción. Levantar un edificio o una obra de ingeniería supone actualmente un enorme costo energético, de generación de residuos y en definitiva una actividad, en muchas ocasiones, poco sostenible. Un modelo de economía circular hace desaparecer el concepto de residuos; fomenta el uso de energías renovables y aumenta la diversidad del sistema, lo que a la postre lo hace más fuerte. Además, abre nuevas puertas de internacionalización, de reducción de costos a las empresas, que además minimizan su consumo energético y de materias primas. Se trata de ir un poco más allá de los formatos de negocio establecidos y el BBB Construmat será un foro idóneo para poner en contacto a todas estas empresas.
 

¿Cómo se va a impulsar la presencia de las start-ups? 
Para poder contar con músculo de empresa vamos a hacer una llamada internacional, un concurso dirigido a empresas que tengan productos, proyectos o servicios muy innovadores. Las empresas seleccionadas ocuparán la plaza central del salón. Una de ellas será también la ganadora de la categoría correspondiente a las start-ups de los Premios BBB-Construmat. 

 

¿La presencia en BBB-Construmat será interesante para cualquier  empresa del sector?

Por supuesto. Al abrir el foco a toda la cadena de valor de la construcción cualquier empresa del sector tendrá cabida. También estamos hablando con empresas del sector que prestan una especial atención a temas sociales, por ejemplo contratando personas con alguna discapacidad o en riesgo de exclusión, para que tengan presencia en Construmat. 
Otro de los aspectos relevantes que ya apuntamos hace dos años y en el cual queremos insistir es la extensión de la participación de los expositores más allá de lo que ocurra en los días concretos de celebración del salón. Creemos que es estratégico prolongar el tiempo la colaboración expositor-feria de forma que se cree un continuo entre salones.
 

¿El proyecto de distribución espacial que se puso en marcha en 2015 encontrará entonces continuidad en 2017? 

Si, continuaremos manteniendo la rambla central, pero además nos gustaría potenciar la presencia activa de los expositores en ella, con demostraciones en directo, formaciones in situ, etc. La experiencia nos demuestra que una de las actividades más valoradas por los visitantes de ferias como la nuestra son estas demostraciones en vivo y en directo; en definitiva, poder tocar. Se trata de aportar al visitante una experiencia de feria completa. 
Este espacio central, que acogerá la innovación experiencial, conectará las dos zonas de actividades situadas a cada extremo. En una de ellas se desarrollarán todas las actividades relacionadas con el networking, el brokerage event, el foro contract, las reuniones be to be, asesoramiento e internacionalización, foro de inversión y la zona de prensa.
 
El otro extremo del recinto quedaría más reservado a las conferencias (Ágora), con una gran sala que acogerá clases magistrales y conferencias.
 
En resumen, la zona central sería BBB, donde podremos disfrutar de una zona experiencial equipada con las tendencias y novedades del sector, mientras  que bajo el concepto Construmat podemos encuadrar todo el ciclo integral de la construcción, que es lo que pasa alrededor del núcleo de la innovación. 
 

¿Cómo valoraron expositores y visitantes el cambio de orientación del BBB-Construmat de 2015?
En la última edición hicimos un esfuerzo muy importante para diversificar la cualificación de los visitantes profesionales y su carácter internacional. Así, aumentó de forma muy significativa la presencia de  arquitectos, diseñadores e ingenieros. Es decir un perfil más técnico y con un marcado papel como prescriptor. Esta ampliación de nuestro target fue muy recibido por los expositores, y los nuevos visitantes también quedaron muy satisfechos de los contenidos que encontraron en el salón.


¿La tecnología BIM será una de las puntas de lanza destacadas del BBB-Construmat en el ámbito de la innovación? 

Sobre todo queremos potenciar y formar parte de todo aquello que consideramos innovador en el sector. En este sentido, creemos que el BIM es una filosofía que ha venido para quedarse y queremos apostar por ella. Nos centraremos en su relevancia en todas las fases de la construcción, desde el diseño hasta el mantenimiento.
Hemos formado parte del BIM Summit 2016 como patrocinadores y patrocinaremos también una jornada organizada por la Escola Sert durante el congreso que organizará el Colegio de Arquitectos de Catalunya a partir del mes de marzo, con una serie de eventos presenciales y una plataforma online. Nos gustaría poder aportar a este evento un curso que incida en la nueva filosofía de trabajo que comporta la tecnología BIM, especialmente para hacerla llegar a los estudios más pequeños, porque los grandes ya sabemos que la están incorporando. 
 

¿Cómo será la relación del salón con Barcelona, una ciudad referente en tantos temas relacionados con la arquitectura y el urbanismo?

El BBB-Construmat 2017 se abrirá a la ciudad. Continuaremos desarrollando el proyecto de rutas arquitectónicas que pusimos en marcha hace varias ediciones y estamos trabajando en una propuesta muy ambiciosa con el Colegio de Arquitectos de Catalunya (COAC) para hacer tangible esta apertura del salón a la capital catalana y que esperamos poder concretar en las próximas semanas.
 

 ¿La próxima edición del BBB-Construmat reflejará también la recuperación económica del sector? 

Creemos que es importante trasladar un cierto optimismo, porque desde 2014 se está registrando una mejora del sector, que se está consolidando este año y que apunta perspectivas de crecimiento hasta 2018, aunque, eso sí, sin recuperar las magnitudes que registramos antes de la crisis. No podemos olvidar, sin embargo, que la realidad diaria del sector sigue siendo muy dura. 
 
Confiamos en que las buenas noticias para el sector nos acompañen en los cerca de 15 meses que tenemos por delante y que en mayo de 2017 podamos mostrar un panorama con una recuperación más consolidada y dinámica. Con ese horizonte vamos a trabajar, convencidos de la identidad y el valor de un salón que es el único que despliega la innovación en toda la cadena de valor de la construcción.