Actualidad y noticias

Los premios BBB-Construmat entregan sus galardones entre cerca de 140 propuestas

15 junio 2015

El Hospital de Olot y Comarcal de La Garrotxa, en la categoría de Edificación, y el viaducto del AVE sobre el río Ulla entre A Coruña y Pontevedra, en Ingeniería Civil han sido dos de las obras galardonadas en la 16ª edición

El Hospital de Olot y Comarcal de La Garrotxa, en la categoría de Edificación, y el viaducto del AVE sobre el río Ulla entre A Coruña y Pontevedra, en Ingeniería Civil han sido dos de las obras galardonadas en la 16ª edición los Premios Beyond Building Barcelona-Construmat, que se entregaron el pasado 21 de mayo en el Roca Barcelona Gallery de la capital catalana. Un total de 139 propuestas (diez más que en 2013) optaban a las seis categorías de los premios, la secretaria técnica de los cuales corre a cargo del Instituto de Tecnología de la Construcción (ITeC). En esta edición se incluía como novedad el reconocimiento al mejor proyecto social.

El Jurado de los Premios ha estado formado por Eduard Alabern, ingeniero de caminos, canales y puertos, que actuó como presidente; Pere Alavedra, doctor ingeniero industrial; Xavier Latorre, ingeniero técnico de obras públicas; Olga Felip, arquitecta; Pedro Rodríguez, ingeniero técnico Industrial; Mª Ángeles Sánchez, arquitecta técnica y Nathalie Naval, manager de Roca Galleries.

Obra de los arquitectos Ramon Sanabria y Francisco Sandalinas y construido por Sacyr SAU y TAU Ingeniería, el Hospital de Olot está situado en un entorno forestal y se plantea como un edificio horizontal y escalonado, que se adapta a la topografía natural del terreno, haciendo visible sólo una de sus tres plantas.

Además, el jurado decidió otorgar tres menciones especiales en el Centro de Investigación ICTA-ICP de la Universidad Autónoma de Barcelona en Cerdanyola del Vallés, la Biblioteca Sant Gervasi-Joan Maragall en Barcelona y el edificio de viviendas para realojamientos en el casco histórico de Pamplona.

En la categoría de Ingeniería Civil y Urbanismo, el primer premio ha sido para el viaducto sobre el río Ulla entre A Coruña y Pontevedra del eje atlántico de alta velocidad. Diseñado por los ingenieros Rubén Estévez, Miguel Ortega, Luis Conde, Marina Soler y Francisco Millanes y construido por la UTE Río Ulla (Dragados y TECSA), el viaducto, de 1.620 metros de longitud, destaca por su geometría y diseño que le permite un aumento de luces que en sus tramos centrales llegan a los 240 metros, estableciendo así un nuevo récord mundial al superar el puente de Nontenbach en Alemania con luces de 208 metros.

En la categoría de mejor Producto o Servicio expuesto en el salón, se otorgó el máximo galardón a Re-Con ZerØ (Returned Concrete with Zero Impact), de Ibermapei, un producto para la recuperación de hormigón en el mismo camión hormigonera donde se vuelto a la planta de producción. Cada año, unos 50 millones de metros cúbicos de hormigón son devueltos desde las obras al no ser utilizados. De éstas, sólo un 10% son recuperados Añadiendo el Re-Con cero a la carga vuelta, se consigue recuperar á totalidad del hormigón sin inversiones significativas en equipos o maquinaria. Así, además de los beneficios ambientales, cabe destacar que con cada metro cúbico de hormigón vuelto se pueden producir más de dos toneladas de áridos de alta calidad.

Como proyecto o idea innovadora expuesta en el salón, el premio recayó en el hormigón biológico desarrollado por un equipo de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) encabezado por los investigadores Sandra Manso, Ignacio Segura y Antonio Aguado, del grupo de Ingeniería de la construcción. Este nuevo hormigón tiene capacidad para organismos pigmentados crezcan de forma natural y acelerada en su seno. Así se consigue una nueva tipología de fachadas vegetales que mejora la integración de la naturaleza en las ciudades. El material, pensado especialmente para fachadas de climas mediterráneos ofrece ventajas medioambientales, térmicos y ornamentales en relación a soluciones parecidas.

En esta categoría se concedió una mención al indicador de huella de carbono (HDC) del Ayuntamiento de Hospitalet de Llobregat.

En la nueva categoría de Proyecto Social, el premio ha sido para el huerto colectivo y creación de un parque y espacio escénico en Nigüelas en Granada, promovido por el ayuntamiento de la localidad y desarrollado por los arquitectos Paloma Baquero y Juan Antonio Serrano. El proyecto propone la recuperación para la ciudadanía de un antiguo huerto abandonado desde hacía años. En este espacio confluyen la memoria con un punto de gestión colectiva, que es huerto, parque y espacio escénico para actuaciones en verano.

En esta categoría la mención del jurado fue para la Escuela Universitaria de Enfermeria en Kribi en Camerún.

Por último, el Premio del Público, elegido por los propios visitantes del salón, ha sido para la gama de pinturas de la empresa Graphenstone, que combinan las mejores propiedades de la cal que utilizaban árabes y romanos, con un material innovador y con gran potencial de futuro como es el grafeno. Así, a la capacidad blanqueadora de la falta, el grafeno añade una malla de apoyo a nivel molecular que dota de flexibilidad, resistencia y homogeneidad a un producto que mejora las propiedades de las pinturas sintéticas tradicionales con la ventaja añadida de absorber CO2.