Actualidad y noticias

"Es imprescindible poner en marcha una planificación estratégica para garantizar la recuperación"

28 abril 2015

Entrevista a Lluís Comerón, decano del Colegio de Arquitectos de Catalunya (COAC). Convencido de la transformación que necesita el sector, considera que ésta solo será posible con el trabajo conjunto de todos los agentes implicados.

Lluís Comerón (Mataró, 1960) es decano del Colegio de Arquitectos de Cataluña (COAC), que reúne a 10.000 arquitectos en toda Cataluña, desde el año 2010. Convencido de la transformación que necesita el sector, considera que ésta sólo será posible con el trabajo conjunto de todos los agentes implicados para dar una respuesta flexible y adecuada a las nuevas necesidades de la sociedad.

El COAC se ha implicado especialmente en la edición de este año de BBB Construmat, encargándose de la coordinación del espacio Living Concept, organizando el concurso para el diseño del showroom del salón y promoviendo el primer Foro de Inversión Beyond Building. ¿Cómo valora estas tres iniciativas y cuáles son sus grandes objetivos?

La valoración es altamente positiva. A lo largo de los años el Colegio siempre ha estado presente en el salón, implicándose en diversas iniciativas, este año hemos podido formar parte ya desde el inicio, aportando nuestra visión del futuro de la arquitectura y del sector.

Las iniciativas que hemos coordinado con BBB Construmat tienen un objetivo común: el de promover e impulsar la transformación del sector y la normalización de su papel en tres escenarios: el económico, el técnico y el social. Estos tres escenarios, coincidentes con nuestras tres líneas de colaboración, nos permiten trabajar en ámbitos clave para nuestra profesión: buenos productos, buenas prácticas e iniciativas innovadoras que respondan a las necesidades actuales y futuras de las personas.

El salón se plantea este año con una transformación, empezando por el mismo nombre, que de hecho es la cabecera de una voluntad de identificar y dar visibilidad a las tendencias que han de marcar un cambio de paradigma en el mundo de la construcción en partir de la innovación, la rehabilitación, el diseño y la sostenibilidad. ¿Cree que, de forma genérica, el sector necesita este nuevo modelo para seguir siendo significativo en el futuro?

Sí, tanto el salón como el sector estamos afrontando el reto de redefinir hacernos en base a una nueva demanda. En este contexto, ser capaces de responder a las nuevas necesidades de la sociedad de manera flexible, sostenible,atractiva... será seguro nuestra clave de éxito.

En paralelo a este esfuerzo que sin duda tenemos que hacer, también se deben promover unas condiciones económicas que contribuyan a hacer realidad esta transformación. Ello contribuirá sin duda a la recuperación de la economía en general. No olvidemos que en Europa el porcentaje de nuestro sector en la economía se sitúa de forma muy estable alrededor del 12%, mientras que en España -habiendo estado muy por encima- actualmente está situado tan sólo alrededor del 5%.

¿Son estas que hemos mencionado (innovación, rehabilitación, sostenibilidad y diseño) las líneas maestras sobre las que se articulará este cambio?

Seguramente estos son vectores de cambio, junto con otros, pero pienso que por encima de estas líneas maestras prevalece una estrategia global: el sector debe reorientarse hacia la nueva demanda teniendo en cuenta tres factores: las necesidades, los usos y las prioridades. Son estos tres factores los que, adaptados a cada momento, harán prevalecer en mayor o menor intensidad cada una de las líneas que mencione.

¿Cuál debe ser el papel de los arquitectos en este nuevo escenario?

Nuestro papel, como ha sido tradicionalmente, es estar junto a las personas -particulares, empresas, instituciones- ayudando en todo lo que significa mejorar el entorno físico que nos rodea, tanto el que forma parte de lo que podríamos llamar el "bien común", es decir, el espacio público como patrimonio de todos, como el que afecta a nuestro entorno más personal: nuestra vivienda, el edificio en el que vivimos etc. El papel del arquitecto pasa por, con el valor de nuestros conocimientos y nuestra experiencia, contribuir a las necesidades de una ciudadanía cada vez más heterogénea, con necesidades muy diversas ya la vez cambiantes.

Aparte de la defensa de los intereses de su colectivo, ¿cuál debe ser el rol de un organización como el COAC en el desarrollo de este nuevo modelo para el sector de la construcción?

El COAC tiene como función primordial promover y defender el trabajo de nuestros arquitectos tanto en nuestro país como en el extranjero. Este papel nos define en nuestra esencia y por lo tanto nos marca un camino claro a seguir. Y es evidente que este punto está directamente relacionado con la necesidad de reactivación del sector, por lo que trabajamos con intensidad, estableciendo diálogo y colaboración con las administraciones públicas directamente implicadas. Nuestra línea de trabajo, en este sentido, la marca la defensa de un Plan Integral para el Sector.

Después de unos años muy críticos, y especialmente duros para los y las profesionales de la arquitectura, los últimos datos globales del sector parecen apuntar una recuperación. Los datos de visado del Colegio, con un gran valor prospectivo, ¿qué es lo que dicen?

En el año 2014 se ha cerrado con una superficie visada en toda Cataluña de cerca de 2 millones de m2, lo que representa un incremento en relación al año 2013 del 7,5%. Los datos que nos proporciona nuestro Visado nos enseñan que, después de que el tercer trimestre del año 2013 la edificación llegara a su punto más bajo, a partir de entonces se inicia un cambio de tendencia con un incremento tanto en la superficie visada como en el número de viviendas visadas, cambio que se hace evidente a partir del segundo semestre del 2014.

A pesar de haberse producido un punto de inflexión, la superficie visada el año 2014 ha acumulado una caída del 90% desde 2006. En cuanto a la media de actividad de los últimos 25 años, representa una caída del 81%. Se pone pues en evidencia la situación insostenible en la que aún continúa el sector, que sigue sufriendo una fuerte destrucción de su tejido económico, empresarial y de sus profesionales.

En resumen, hemos constatado un cambio de tendencia, pero es imprescindible poner en marcha una planificación estratégica y unas actuaciones que garanticen la recuperación del sector y su contribución a la recuperación de la economía en general.

El salón BBB Construmat ha buscado en esta edición la complicidad del máximo de agentes del sector. ¿Qué valor debe tener la suma de esfuerzos en la configuración de un futuro más o menos estable para el sector?

Es imprescindible. El resultado de lo que hacemos depende de la cadena de valor que participa. Nuestro sector en las últimas décadas no ha trabajado de forma integrada, como sí había hecho en anteriores etapas. Hay que recuperar esta tradición de trabajo en equipo, aprovechando las oportunidades que tenemos gracias a la tecnología actual.

Como conclusión, ¿qué camino para el sector le gustaría ver más o menos indicada para esta edición de BBB Construmat?

Me gustaría ver un sector de la construcción líder en productos, en empresas y en profesionales; un sector ya modernizado, preparado para contribuir con fuerza a la recuperación económica de nuestro país y para construir mejores ciudades.