Actualidad y noticias

Expertos afirman que Brasil sigue ofreciendo muchas oportunidades de negocio

17 febrero 2015

Una jornada organizada por BBB-Construmat analiza la situación económica del gigante sudamericano.

Pese al estancamiento de la economía brasileña registrado en los últimos años, Brasil es un país que ofrece verdaderas oportunidades de negocio para las empresas españolas. Así se puso de relieve en una jornada organizada por Beyond Building Barcelona-Construmat y la Cámara de Comercio Brasil-Catalunya en la que se analizó el momento actual de la séptima potencia económica del mundo. Presidido por el consejero de Empresa y Ocupación de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, este encuentro puso de manifiesto que sectores como la gestión energética, la construcción, la sanidad o las smart cities tienen, en Brasil, mucho recorrido.

La jornada ‘Brasil 2015; año de ajustes y oportunidades', a la que también asistieron el embajador José Lindgren, actual cónsul general de Brasil en Barcelona y el presidente de la Cámara de Comercio Brasil-Catalunya, presentó a los asistentes las oportunidades de negocio y de inversión que el gigante sudamericano presenta en la actualidad.

El director de la oficina exterior de comercio y de inversiones de ACCIÓ en Sao Paulo, Josep Maria Buades, hizo una exhaustiva radiografía del actual contexto socioeconómico brasileño. Destacó la gran transformación experimentada por Brasil que, en diez años, se ha convertido en la séptima economía mundial. Buades explicó que el éxito brasileño se ha asentado en "un modelo económico basado en la existencia de superávit" con la aplicación de medidas por parte del Gobierno con el objetivo de aumentar tanto la producción como el consumo. En este sentido, advirtió a los asistentes a la jornada de que Brasil es "un mercado muy protegido, con aranceles muy altos y con procesos de homologación propios".

Sin embargo, y tras años de crecimiento, Brasil está pasando un momento complicado. Buades señaló tres causas para explicar este hecho. "La existencia de déficit en las cuentas públicas por primera vez en la última década; la caída de los precios de las commodities y la desaceleración de la economía china, dos elementos fundamentales en el modelo económico brasileño; y el alto endeudamiento de las familias, que ha frenado el consumo interno".

Según el representante de ACCIÓ en Sao Paulo, "se ha pasado de la euforia al desánimo", pero se mostró confiado en las medidas aplicadas por el nuevo Gobierno de Dilma Rousseff, que tienen como objetivo volver a generar superávit. "Brasil está viviendo un momento de ajuste, que no de austeridad como la vivida en Europa en los últimos años", afirmó.

Según Buades, Brasil necesita mejorar la gestión de sus recursos energéticos, apostando por nuevas energías como la eólica o la fotovoltaica o apoyando el green building; por gestionar mejor sus recursos hídricos; por mejorar las condiciones de habitabilidad de su nueva clase media con el programa ‘Minha Casa, minha vida' y mediante la rehabilitación de las viviendas, ya que en Brasil el 40% de ellas son de autoconstrucción; o por mejorar sus infraestructuras y ciudades.

Por tanto, empresas especializadas en el sector de la construcción, de la energía o de las Smart cities tienen un gran potencial en este país. "Todo ello abre un amplio abanico de posibilidades para las empresas catalanas, por lo que hay que seguir creyendo en Brasil", aseguró.

En este sentido, el embajador Lindgren resaltó "el serio esfuerzo" que está llevando a cabo el Gobierno brasileño para "volver a la situación anterior" mientras que Felip Puig afirmó que "en entornos complejos, siempre aparecen oportunidades" y destacó que la relación de interés mutuo entre Brasil y Cataluña tiene "una intensa tradición" como lo demuestra el hecho de que 500 empresas catalanas estén instaladas allí.

El consejero de Empresa y Ocupación remarcó la "vocación internacional de Cataluña" con la intención no sólo de "abrir mercados sino también de producir" en el exterior. Puig afirmó que "nuestro mercado es el mundo". Puig dijo que Brasil es "un mercado apasionante con 200 millones de habitantes y por su posición estratégica en Sudamérica" y aseguró que "Brasil puede hacer mejores equilibrios entre su política proteccionista y una economía global, más abierta".

Por su parte, el director de BBB-Construmat, Jaume Domènech, dio a conocer el funcionamiento de la nueva unidad de negocio de Infraestructuras y Sostenibilidad de Fira de Barcelona que está formada por los salones Beyond Building Barcelona-Construmat, Piscina&Wellness Barcelona, Smart City Expo&World Congress, Carbon Expo y BcnRail. Esta unidad de negocio tiene como objetivo fomentar, a través de diferentes espacios de reflexión y debate, el desarrollo sostenible buscando un equilibrio entre los 3 vectores del nuevo paradigma de desarrollo económico y social (Planet, people and profit).

Domènech dio detalles de la nueva etapa del Salón Internacional de la Construcción de Fira de Barcelona, que a partir de esta edición recibe el nombre de Beyond Building Barcelona-Construmat, y señaló que el desarrollo y gestión de infraestructuras en Brasil es una gran oportunidad para el sector español de la construcción.

En este sentido, el director de BBB-Construmat recordó que Brasil necesita 27,5 millones de viviendas y destacó que, en la edición de 2013, Brasil ya fue uno de los países estrella del salón y que, este año, será uno de los principales atractivos del Foro Contract con la presentación de diversos proyectos de construcción.